¿Cómo usar en una piscina para reducir el riesgo de daños en las paredes?

Tener tu propia piscina en el jardín es una fantasía para muchas personas y una realidad que vale la pena cnseguir. Cada vez más, los inversores deciden cavar una piscina que se utiliza para la recreación, los deportes y el entretenimiento en días calurosos. Las paredes del estanque de la piscina pueden ser de varios materiales: hormigón armado, plástico e incluso madera, según las necesidades. No importa qué tipo de piscina se elija, vale la pena interiorizar 5 buenos hábitos de baño en la piscina para no dañar sus paredes.

¿Por qué debes cuidar las paredes de la piscina?

A la hora de bañarse, lo principal es evitar actividades que añaden algún trabajo adicional o generen el coste de la reparación. Ya  construir una piscina es una inversión bastante costosa, pués es mucho más fácil cuidar la piscina que verse obligado a repararla.

Los arañazos en la superficie lisa de la piscina y sus grietas pueden causar más daños. Harán que el agua penetre en el subsuelo y destruya más las paredes. Además, las cavidades acumularán diversas impurezas y algas difíciles de eliminar y ensuciarán el agua. Cuanto más lisa sea la superficie, más limpia el agua de la piscina y más agradable el baño.

  1. Quitarse las joyas. Los anillos en los dedos o los brazaletes de metal no pueden impedir que disfrutes de tu baño. Sin embargo, es imposible evitar golpear objetos duros y afilados contra las paredes de la piscina mientras se nada o juega inocentemente en el agua. Dejar las joyas fuera, antes de zambullirse  en el agua significa menos riesgo de perderlas y destruirlas aparte de dañar las paredes de la piscina.
  2. Eliminar piedrecitas o guijarros. Aunque mantengas la piscina limpia, en el interior pueden caer piedras de diferente tamaño. Vale la pena barrer el fondo de vez en cuando, de manera manual, o usando un robot limpiafondos,  antes de entrar al agua. Esto aumentará la seguridad en el baño y evitará que se rayen accidentalmente las paredes y el fondo de la piscina.
  3. Mantén al perro lejos de la piscina. A los perros les encanta bañarse y seguramente les encantaría usar la piscina de casa, pero por desgracia también tienen garras duras y afiladas. Pueden arañar las paredes de la piscina con sus patas en el agua o saltando de la piscina.
  4. Usa la cubierta de la piscina. Cuando no se usa la piscina, la tapa debe estar extendida. Los fuertes vientos  y las tormentas pueden hacer que los objetos duros caigan dentro haciendo destrozos en las paredes y el fondo de la piscina. La acumulación de suciedad en el fondo también puede requerir una limpieza más frecuente del fondo de la piscina, que incluso cuando se hace con suavidad puede rayar un poco la superficie.
  5. Desconecta el equipo de la piscina de la energía antes de usarla. Esto evita tanto las descargas eléctricas durante el baño como el funcionamiento innecesario y prolongado de estos dispositivos.

Las piscinas domésticas son a menudo utilizadas no sólo por los de casa, sino también por la familia y los amigos que las visitan cuando hace sol. Así que también vale la pena advertirles sobre la necesidad de estas tareas, para que la piscina pueda servir el mayor tiempo posible y dar alegría a todos. No está de más imprimir las normas básica y colgarlas cerca de la piscina.

  • ¿Ya lo has visto? Rebajas para productos de PISCINA

Más vendido para mantener la piscina en condiciones durante la cuarentena.